Lo que hoy en día puede parecer ridículo, refleja el hecho de que el pensamiento, el cuerpo y la mente vibran al unísono y que la salud está, ante todo, en la cabeza. Mens sana in corpore sano es la consigna aconsejable. Los aceites esenciales proporcionan una materia excepcional porque sus fragancias pueden actuar en la mente, mientras que su concentración bioquímica de principios activos de terpina, tratará los diferentes trastornos orgánicos asociados.

La Aromaterapia se puede definir, por lo tanto, como un tratamiento holístico que aporta una sensación física y psíquica de bienestar a través de:

■ Inhalación de aceites de aromaterapia ■ Masajes con aceites de aromaterapia ■ Baño con aromaterapia

La Aromaterapia formaba parte de rituales curativos y de belleza de muchas culturas ancestrales. De hecho, era una práctica sagrada en la antigua Grecia, Egipto y Roma, así como en India y China. También la practicaban los mayas y muchas otras civilizaciones antiguas. Julio César recibía a diario un tratamiento a base de Aromaterapia para aliviar su neuralgia. Muchas afecciones se trataban con masajes y Aromaterapia, tal como relatan antiguos manuscritos de la India, China y Grecia.

Esta maravillosa terapia anti-estrés se puede aplicar de diversas formas:

■ Entrando en el sistema circulatorio a través de la piel, previo masaje (muy recomendado para dolores musculares y afecciones en la piel o el pelo).

Los aceites se absorben pasando al torrente sanguíneo (razón por la que es imprescindible que sean naturales) y una vez integrados en el sistema circulatorio, sus propiedades (antifúngicas, antibacterianas, antiinflamatorias, etc.) empiezan a actuar.

■ A través de los tejidos de los pulmones por inhalación o vaporización.

Las esencias curativas de los aceites afectan directamente al sistema límbico a través del tracto olfativo. Sus efectos son especialmente beneficiosos para el sistema hormonal y el sistema nervioso.

Además, reduce las emociones negativas y mejora la memoria y la concentración.

Están científicamente demostrados los efectos beneficiosos de la Aromaterapia, en cuanto a bienestar y armonía, así como en la prevención del estrés.

■ Usar los aceites esenciales de forma oral es otra manera de aplicar la Aromaterapia; a esta rama de la Aromaterapia se la denomina Fitoaromaterapia y muchas fuentes se refieren a ella como Aromaterapia Científica. Su poder terapéutico es de incuestionable valor.

Las esencias puras diluidas en aceite de oliva o en azúcar de caña y administradas por vía oral, son tratamientos muy efectivos para problemas respiratorios y digestivos, ansiedad e insomnio.

La Fitoaromaterapia es parecida al Herbalismo, y si lo que buscas es un tratamiento específico para una dolencia en particular, solamente tras una consulta exhaustiva con el terapeuta, se podrán diseñar las mejores directrices para ti. Aromaterapia, Herbalismo y otras terapias naturales, nunca deberían confundirse con la automedicación. Un terapeuta experimentado podrá asesorarte sobre la sinergia entre tratamiento, duración y dosis que más se ajuste a tus necesidades.

Volver a Terapias Naturales

aromaterapia-32

¡Hazte Socio ahora!

Y empieza a disfrutar desde hoy mismo de todas las ventajas.