El Drenaje Linfático es una técnica de masaje manual que ayuda al proceso de circulación de la linfa acumulada, ayudando a eliminar toxinas y líquidos retenidos.

Consiste en movimientos circulares y suaves a nivel de piel, estimulando el sistema linfático. No se trabaja en los tejidos musculares, por lo que salvo una lesión en la piel o una inflamación de los nodos linfáticos, la sensación debe ser placentera y relajante.

Beneficios

  • Estimula la regeneración de los tejidos
  • Tiene acción antiinflamatoria
  • Mejora del sistema inmunológico
  • Favorece la absorción de la inflamación en el postoperatorio
  • Mejora el proceso de cicatrización interna
  • Reducción de la fibrosis

 

Por eso se recomienda después de cirugías como la liposucción, abdominoplastia y estiramiento facial.

También indicada para:

  • Hinchazones y edemas localizados, sobre todo aquellos que se producen a consecuencia de bloqueos circulatorios periféricos o por fallo del sistema linfático sobre todo en las piernas, tobillos y pies
  • Piernas pesadas y cansadas, en particular en aquellas mujeres embarazadas, que pasan mucho tiempo de pie o con antecedentes familiares.
  • Celulitis
  • Estrías
  • Trastornos micro-circulatorios, especialmente en muslos, piernas, como arañitas vasculares y pequeños derrames.

 

 

Volver a Terapias Manuales

drenaje-linfatico-4
Centros

¡Hazte Socio ahora!

Y empieza a disfrutar desde hoy mismo de todas las ventajas.