La terapia Gestalt es una terapia que pertenece a la psicología humanista (o tercera fuerza) que aspira al mantenimiento y desarrollo del bienestar físico, mental y emocional. Dirigida, no sólo a personas con problemas, catalogados como patologías, sino también a personas con dificultades para enfrentarse a problemas existenciales (conflictos, rupturas, problemas sexuales, soledad, duelo, depresión, paro etc.), como también a toda persona que esté buscando una mayor expansión de su potencial latente.

El objetivo de la terapia es restablecer los procesos interrumpidos, recobrar el potencial perdido e integrar las partes en conflicto reforzando el autoapoyo.

El terapeuta acompaña al cliente sin interpretar para que pueda descubrirse y entenderse.

Principios fundamentales de la Gestalt:

  • Darse Cuenta: Poner la atención a lo que se piensa, se hace, se evita, y cómo se hace.
  • Aquí y ahora: Esta atención sólo es posible en el presente, todo lo que ocurre sólo sucede ahora y sólo en este momento se puede experimentar la realidad tal cual es.
  • Responsabilidad: Responsabilizarse de lo que se hace, se piensa y se siente nos da capacidad de respuesta.

Se aplica en contextos y objetivos diversos:

  • Terapia individual
  • Terapia de pareja
  • Terapia familiar
  • Terapia en grupo

Volver a Terapias Emocionales

terapia-grestalt-2
Centros

¡Hazte Socio ahora!

Y empieza a disfrutar desde hoy mismo de todas las ventajas.